Cuida tu matrimonio!

couplePablo y Natalia comenzaron su matrimonio con todas las esperanzas de éxito. Ambos disfrutaban las actividades al aire libre, en especial el caminar en medio de las montañas. Pablo ya tenia un exitoso negocio en Finca Raíz, así que podían darse la libertad de tener una hermosa casa frente al lago, y de hacer algunos viajes como matrimonio.

Ambos querían tener hijos, disfrutaban de la compañía mutua,  parecía que nada podría salir mal. Sin embargo a medida que pasaban los años todo comenzó a salir mal. Empezaron a dejar la admiración el uno por el otro, su vida se convirtió en una rutina constante. Les llegaron dos hermosas hijas, las demandas de la paternidad colocaron una tensión inesperada en su relación. En su negocio ya no le estaba saliendo todo tan bien, comenzó a pasar mas horas en la oficina para poder cubrir todos los compromisos financieros. Natalia ahora comenzó también a trabajar, cada vez se veían menos tiempo, y cuando lo hacían discutían.

 ¿Cómo es posible que nuestro matrimonio llegara a esto?

La historia de Pablo y Natalia es muy común. Existen muchos matrimonios que siguen juntos pero no tienen nada de armonía. Si tu estas sintiendo que tu matrimonio esta caminando similar a la historia que acabas de leer, quiero decirte que hay esperanza! Podemos tomar decisiones que nos ayudaran a mejorar nuestros hogares. Vamos a luchar por matrimonios estables, llenos de vida!

En el libro de Juan el capitulo 2 nos relata el primer milagro que Jesús hizo en su vida publica, precisamente fue en una boda! Era un matrimonio que estaba celebrando su unión, pero sucedió algo inesperado que para la cultura de ellos era muy delicado. El vino se acabo… La madre de Jesús dio un consejo muy sabio, que lo debemos aplicar en nuestras vidas.

María dijo: Lo que Él diga, háganlo!

Es decir nuestro hogar debe ser centrado en Jesús, lo que el nos indique y nos diga debemos hacerlo! Esto nos ayudara a disfrutar de un vino que nunca se acabe, una alegría plena, verdadera armonía! Disfrutaremos en plenitud de nuestro matrimonio.

 Que podemos hacer para escuchar su voz?

  • – ustedes dos tienen que hacer su devocional, es decir: tiempo de leer, meditar y orar en su Palabra!
  • – determinen vivir acorde a los principios de la Palabra.
  • – deben congregarse en una iglesia que les alimente su fe en Dios
  • -den el mejor ejemplo a sus hijos.

Les deseo un feliz día y que cuiden de la esencia de la vida, nuestro amor a Dios y a nuestro prójimo mas cercano, nuestro cónyuge!

Con amor,

JOHANNA

Deja un comentario