Dulce Espera!

Estoy en mi ultima semana, esperando la llegada de mi hija Emmanuelle. Tengo la alegría de ser madre de otras 2 hijas. Cada vez que las veo, cada día que pasa me doy cuenta cuan preciosos son cada momento con ellas. La etapa de ser bebes, la niñez pasa tan rápido! Es importante que disfrutemos muy bien esta etapa de nuestros hijos.

Comparto algunas fotos de momentos hermosos que hemos tenido con nuestras hijas!

Shailoh & Rachel “precious moments

______________________________________

Este es un poema que llego a mi corazón!

PAPA OLVIDA

Por: W. Livingston Larned

Escucha, hijo: voy a decirte esto mientras duermes, una manecita metida bajo la mejilla y los rubios rizos pegados a tu frente humedecida. He entrado solo a tu cuarto. Hace unos minutos, mientras leía mi diario en la biblioteca, sentí una ola de remordimiento que me ahogaba. Culpable, vine junto a tu cama.

Esto es lo que pensaba, hijo: me enojé contigo. Te regañé cuando te vestías para ir a la escuela, porque apenas te mojaste la cara con una toalla. Te regañé porque no te limpiaste los zapatos. Te grité porque dejaste caer algo al suelo.

Durante el desayuno te regañé también. Volcaste las cosas. Tragaste la comida sin cuidado. Pusiste los codos sobre la mesa. Untaste demasiado el pan con mantequilla. Y cuando te ibas a jugar y yo salía a tomar el tren, te volviste y me saludaste con la mano y dijiste: ” ¡Adiós, papito!” y yo fruncí el entrecejo y te respondí: “¡Ten erguidos los hombros!”

Al caer la tarde todo empezó de nuevo. Al acercarme a casa te vi, de rodillas, jugando en la calle. Tenías agujeros en las medias. Te humillé ante tus amiguitos al hacerte marchar a casa delante de mí. Las medias son caras, y si tuvieras que comprarlas tú, serías más cuidadoso. Pensar, hijo, que un padre diga eso.

¿Recuerdas, más tarde, cuando yo leía en la biblioteca y entraste tímidamente, con una mirada de perseguido? Cuando levanté la vista del diario, impaciente por la interrupción, vacilaste en la puerta. “¿Qué quieres ahora?” te dije bruscamente.

Nada respondiste, pero te lanzaste en tempestuosa carrera y me echaste los brazos al cuello y me besaste, y tus bracitos me apretaron con un cariño que Dios había hecho florecer en tu corazón y que ni aun el descuido ajeno puede agotar. Y luego te fuiste a dormir, con breves pasitos ruidosos por la escalera.

Bien, hijo; poco después fue cuando se me cayó el diario de las manos y entró en mí un terrible temor. ¿Qué estaba haciendo de mí la costumbre? La costumbre de encontrar defectos, de reprender; esta era mi recompensa a ti por ser un niño. No era que yo no te amara; era que esperaba demasiado de ti. Y medía según la vara de mis años maduros.

Y hay tanto de bueno y de bello y de recto en tu carácter. Ese corazoncito tuyo es grande como el sol que nace entre las colinas. Así lo demostraste con tu espontáneo impulso de correr a besarme esta noche. Nada

más que eso importa esta noche, hijo. He llegado hasta tu camita en la oscuridad, y me he arrodillado, lleno de vergüenza.

Es una pobre explicación; sé que no comprenderías estas cosas si te las dijera cuando estás despierto. Pero mañana seré un verdadero papito. Seré tu compañero, y sufriré cuando sufras, y reiré cuando rías. Me morderé la lengua cuando esté por pronunciar palabras impacientes. No haré más que decirme, como si fuera un ritual: “No es más que un niño, un niño pequeñito”.

Temo haberte imaginado hombre. Pero al verte ahora, hijo, acurrucado, fatigado en tu camita, veo que eres un bebé todavía. Ayer estabas en los brazos de tu madre, con la cabeza en su hombro. He pedido demasiado, de masiado.

No hagamos de la critica, el negativismo un estilo de vida! Seamos personas que hablemos siempre con palabras que Motiven, Ediquen, y Consuelen! 


14 comentarios en “Dulce Espera!

  1. Yo soy así, con mi hijo mayor….. le exijo mucho… para mi es facil abrazar, besar y jugar con mis otros dos hijos, el mayor la verdad, lo veo tan grande, solo tiene 10 años y quiero que ya sea un hombre……… A partir de hoy seré una verdadera Mamá……. gracias por tus blogs, son tan edificantes !!!!!……….. Dios te bendiga

  2. Definitivamente lo mejor que te puede pasar es tener hijos, ellos son esa fuerza extra cuando no tienes ninguna, verlos crecer, abrazarlos, amarlos y motivarlos a ser mejores es mi profesión, amo ser mamá y este blog me enseña a mejorar. Gracias pastora por dedicar tiempo para ayudarnos a hacer familia.

      1. Gracias Pastora por compartir tus experiencias como madre, me gustaria que en algun momento nos contaras como fue el proceso con Shailo y la llegada de Rachel, se nota que se quieren mucho, pero hubo en algun momento alguna reacciòn de celos de parte de Shailo. Pronto encargaremos ntr@ segund@ hij@ y me gustaria unos tips de tu parte. Bendiciones y gracias, Paula Andrea

      2. Buscamos siempre preparar con gran expectativa la evada de ese bebe. Por ejemplo ahora con la llegada de Emmanuelle estamos trabando en lo siguiente:
        1. Siempre damos gracias a Dios por la vida de ella. Ellas hablan todo el tiempo de su hermanita.
        2. A través de la historia del nacimiento de Jesús, les contamos lo que va a pasar. Que llega un bebe que traerá mucha alegría y muchas personas vendrán a conocerla y le traerán regalos.
        3. Ya tenemos algunos regalos guardados por si llegamos necesitar en alguna visita.
        4. Cada una de mis hijas ya tienen su propia bebe. Juegan con ella, le cantamos canciones de cuna.
        5. Ya conocen cuales son los espacios de la casa que serán de la nueva hermanita! Ya están aquí y ellas comenzaron a entender que esos espacios ya tienen dueño!
        Espero que te sirvan luego les estaré compartiendo como nos fue! 🙂

  3. Dios!!! llore mucho; Dios me hablo, y si….. en muchas ocasiones pretendo que mi hijo sea perfecto y olvido que es un niño. Tomare correcciones desde hoy, aveces no es facil lograr el equilibrio. Gracias por tomarte un tiempo y enseñarnos.

  4. Me impactó mucho la historia,me emocionó y me hiso reflexionar. Yo tengo una hija de 2 añitos,y me suele pasar que aveces la exijo en cosas que ella no comprende por ser tan solo una niña. Pero cada día trato de darle lo mejor de mi y que ella pueda llevar en su corazón buenos recuerdos de cada etapa que viva. Soy madre soltera tengo 19 años,aveces me resulta difícil pero cada día aprendo a ser madre y le voy a pedir a Dios que me de la sabiduría para que yo pueda aplicar esta enseñanza.
    Es la primera vez que leo el blog !! Muy edificante.
    Muchas gracias 🙂
    Desde Argentina !!!

  5. Buenas tardes pastora! yo soy así. tengo una hija de 5 y un niño de 3 años les exijo demasiado para ser tan pequeños, les enseño pero no de la forma adecuada. un dia mi esposo me dijo q si a mi me gustaba como me trataba mi papá, le conteste que no, pero en la practica es un poco difícil para mi me gustaría un consejo. Gracias pastora.

Deja un comentario