20121009-031444.jpg

Se que cuando Dios me creo el sabia ya mi futuro. Llevo diez años de casada, y desde hace casi cuatro años todo cambio en mi vida, pues nació nuestra primera hija, Shailoh Victoria, poco tiempo después llego Rachel y finalmente llego Emmanuelle. Siempre soñamos con ese momento tan especial y único. Ver nacer una vida es emocionante! Pero frente a esa nueva etapa también llegan una cantidad de desafíos por delante.

 

Es emocionante ser mamá, le pido tanto a Dios que me de sabiduría en poder formar a mis hijas en Su temor. Durante este tiempo en Brasil he podido compartir con diferentes mujeres de Dios, que ya tienen sus hijos grandes. Hace unos días le pregunte a una de ellas. Que consejo me puedes dar en este trabajo de ser padres? Ella me miro y me dijo: creo que esos nuevos papas necesitan aprender a conversar con sus hijos. Muchas veces creemos que los niños son felices dándoles muchas cosas por hacer, entregamos un juguete, ahí ya termino y le pasamos el teléfono que tiene unos juegos increíbles, termino con esto, y le entregamos el iPad para que vea una película de dibujos animados, y no se para… de una actividad se pasa a otra, ella me afirmo: veo muchos padres actuales actuando así con sus hijos; es muy importante que aprendamos a conversar con ellos. Sentarlos en nuestras piernas, mirarnos al rostro y poder expresar nuestro amor a ellos. Tal vez al inicio ellos no te digan mucho, pero los niños entienden y tu estas enseñándoles a comunicarse con los padres…

Para un niño, amor se deletrea T I E M P O.

 

Esta linda pastora de Manaos, Brasil, que tiene 2 hijos, una pareja que tienen entre ellos 3 años de diferencia. Me contaba que cuando ellos estaban pequeños ella tenia que trabajar, su esposo también, estaban iniciando en el ministerio y tenían muchas actividades. Así que llegaban en la tarde cansados, con muchas actividades para el siguiente día, pero sin importar esto ella sacaba tiempo con su esposo para llevarlos a un lugar donde pudieran jugar. Nos quedábamos hasta las 2 de la mañana montando bicicleta, corriendo, divirtiéndonos, jugando.

 

Ya sus hijos están grandes, y hace poco estuvimos visitando esta ciudad. Nos encontrábamos haciendo un poco de turismo y precisamente fuimos al lugar donde estos padres llevaban a sus hijos a jugar. Estos jóvenes lo primero que me compartieron fueron esas memorias que tienen de cuando eran niños, y estaban ahí en ese lugar divirtiéndose con sus padres.

Nuestros hijos necesitan de este tiempo…

Muchas veces se trabaja, los niños van a estudiar, llegan a la casa los vemos poco tiempo y ya van a dormir, y al final no se tiene tiempo con los hijos. Estos padres tenían la ventaja de que sus hijos estudiaban en la tarde, así que podían dormir tarde.. Mas estudien temprano o tarde, necesitamos buscar sacar tiempo para estar con ellos, y compartir… Amor se deletrea para un niño TIEMPO!

 

Muchas veces he visto que se le pregunta a personas ya mayores si tuvieras que retroceder el tiempo, que corregirías en tu vida? Generalmente encuentro la misma respuesta, oh! Si pudiera compartiría mas tiempo con mi familia, con mi esposa (o), y con mis hijos! Nunca vemos que digan OHH! Me hubiera gustado estar mas tiempo en la oficina.
Aprendamos de esto y determinemos sacar mas tiempo para nuestra familia! Se que Dios nos guiara a ser los mejores padres!

 

20121009-031235.jpg