El día de ayer estuvimos en una linda iglesia en Sao Paulo. Son amigos que tenemos cercanos a nuestro corazón. Fue una reunión especial, mi hermana Lorena no pudo viajar el día anterior, el vuelo lo sobre vendieron. Y pudo estar en esta reunión tan linda.

Cuando mi mamá paso a compartir le dio un gran desafió a la iglesia. Ir por primera vez y hacer una gran reunión en el ibirapuera, este es el Coliseo donde hicimos nuestra convención es un lugar para 12 mil personas. La iglesia de ayer tienen un lugar para 2500 personas.

Al escucharla ella, sentía cuan importante son esos retos que te llevan a ejercer totalmente tu fe. A salir de tu comodidad del conformismo en el que uno esta. Esa zona donde nos sentimos cómodos. Recordaba ese primer desafió ministerial a mis 21 años de edad que tuve con mi primera célula. Juntos tendríamos unas 100 células. Mi papá me dio el desafió para ir a un gimnasio de la ciudad de Bogota que tiene la capacidad para unas 5 mil personas. Para nosotros  Cuan bien nos hizo a nuestra célula este desafio. El ver el milagro de Dios cada día. Nos motivo a trabajar con todo el corazón por una meta especifica.

No se hace cuanto no tienes un desafió de fe, que te lleve a tener una estrategia espiritual, y a tener una meta especifica! Lánzate a cosas nuevas. El llamado que Dios te dio es grande, es tiempo de crecer.

Tengo la certeza que la iglesia Porta da Paz, vivirán una gran victoria en noviembre en el ibirapuera. Pues Dios se agrada de la fe, y de lanzarnos a estos nuevos retos y desafíos.

Cual será tu reto de Fe? Cual será ese desafió ministerial que tendrás este año?

Se que Dios te respaldara…