El domingo fue un día especial. Fuimos a la iglesia escuchamos al Evangelista Alberto Mottesi. Que mañana tan poderosa vivimos. En la tarde fuimos al Centro Comercial para almorzar y terminar de comprar algo de ropa para mis hijas.

Mucha gente tenia el mismo plan que nosotros pues estaba totalmente lleno. Habían diferentes descuentos en muchas de las tiendas. Mi hija Shailoh le gusta mucho ir al mall. Saluda a las personas y juega con muchos de los niños. Ya ella estaba cansada así que la decidí enviar a la casa para que durmiera y comiera algo. Transcurrió una hora cuando nos llamo su niñera de que estaba con una fiebre muy alta de 39.5. Inmediatamente nos fuimos a la casa, y se hizo lo que nos recomiendan. Le dimos un baño con agua tibia y acetaminofén.

Ya había pasado una hora y media desde que había iniciado su fiebre. Shailoh con 2 años y medio ya ha tenido fiebre y la hemos aprendido a manejar. Nunca ha ido al hospital, siempre ha sido muy sana. Algo que nos llamo la atención a Eliemerson y a mi fue lo débil que quedo. Su cuerpito temblaba, se quedo dormida por un momento y comenzó hacer algunos gemidos… la fiebre no bajaba. Ahí nos miramos y dijimos, tenemos que llevarla al hospital, esto esta como raro.

Llegamos a la Clínica de la mujer (un excelente hospital en Bogotá) y rápidamente nos atendieron. La examinaron y vieron que estaba bien, pero que la fiebre no bajaba. Al comentarle a la doctora que nosotros teníamos programado un viaje al día siguiente para Brasil, ella decidió hacer un cuadro hemático. La toma de sangre en una niña de 2 años no es fácil (para ella ni para los papas que la estábamos viendo). Pero gracias a Dios se la hicieron. Pues generalmente por una fiebre dan un medicamento para bajarla y queda en observación para ver si presenta algún otro síntoma.

Al salir los resultados mostró a través de los leucocitos (glóbulos blancos que son las células encargadas de defender de cualquier infección) el numero de referencia es entre 5.000 – 10.000 Shailoh los tenia con tan solo 3 horas de fiebre sus leucocitos en 20.000 .

Las doctoras nos explicaron que claramente Shailoh estaba luchando con una infección fuerte para la edad que tenia en su organismo y ahora tocaba encontrar donde estaba. Así que vino una nueva jornada de exámenes. Uno en la garganta, un examen de orina con sonda y unos rayos X para ver los pulmones. Los exámenes mostraron que la niña en el tiempo que estuvo en el Centro Comercial una bacteria agresiva había entrado a sus pulmones. Neumonía Bacterial era lo que tenia. Inmediatamente tenia que ser hospitalizada y recibir el antibiótico para atacar la bacteria, la infección.

Estoy tan agradecida con Dios, de ver como el cuida de cada uno de sus hijos. Gracias a que se descubrió y se dio el antibiótico prontamente. Shailoh ha respondido muy bien al tratamiento. No ha tenido mas fiebre, la alegría y energía están de regreso!

HOY LE DAN DE ALTA DEL HOSPITAL!

Gracias a cada persona que estuvo orando por la salud de nuestra hija. Hoy quiero honrar a las enfermeras, su trabajo es invaluable! Cada dos horas le tomaban la temperatura, la presión, sus signos vitales… Ha veces nos sentimos tan impotentes ante esa adversidad. Pero nuestra confianza en Dios es lo que nos da la fuerza en nuestra debilidad (esta fue la proclamación del domingo) y el Señor nos rodea de personas que nos brindan ese apoyo.

Hoy Shailoh sale del hospital y si Dios no lo permite estaremos este fin de semana en la convención de Brasil!